Saltar al contenido

Tarta de Queso y Oreo

tarta de queso y oreo

La base de la tarta de queso y oreo es como la de cualquier tarta de queso sin horno. Cualquier tarta de queso esta hecha a base de galletas trituradas. Ahora bien, ¿y si usamos galletas oreo para formar la base? Pues obtenemos una riquísima combinación que mezcla lo buenísimo de la tarta de queso y la delicia que son las galletas oreo.

Ingredientes

Para la base de la Tarta de Queso y Oreo

  • 60 gr de Mantequilla. 
  • 170 gr de Galletas oreo. 

Para la Crema de Queso

  • 350 gr de queso philadelphia. 
  • 180 gr de azúcar. 
  • 280 gr de nata líquida. 
  • 130 gr de galletas oreo. 
  • 35 ml de agua. 
  • 7 gr o un sobre de gelatina en polvo sin sabor o neutra.

Elaboración Tarta de Queso y Oreo

Elaboración de la BASE de la tarta

  • Derretimos la mantequilla y reservamos.  
  • Echamos las galletas a nuestra picadora y las picamos bien hasta obtener un polvo. Después añadimos la mantequilla y mezclamos bien.  
  • Echamos las galletas con la mantequilla en el molde y aplastamos bien para que quede una lámina homogénea. Tras esto, reservamos en el frigorífico.  

Elaboración de la Crema de Queso

  • En un bol mezclamos el queso philadelphia con el azucar, a ser posible con una batidora de varillas, hasta que quede bien integrado no notando los granos de azúcar. Añadimos la nata y volvemos a batir hasta que obtenemos una crema y reservamos.  
  • En otro bol echamos la gelatina en polvo al agua para rehidratarla. Pasados unos 3 minutos, la derretimos al baño maría sin dejar de darle vueltas hasta que queda un líquido.  
  • Apartamos un poquito de la mezcla de queso que tenemos reservada y la integramos bien con la gelatina, así evitaremos que después nos queden grumitos en la tarta. Una vez bien integrada, echamos esta mezcla al resto de crema de queso y removemos bien.  
  • Partimos a trocitos las galletas e integramos con la crema de queso para que queden los trocitos bien repartidos.  
  • Por Ãºltimo, echamos la mezcla al molde y refrigeramos cuantas más horas mejor. Yo recomiendo hacerla a primera hora de la mañana si la queremos servir por la tarde noche, o hacerla por la noche y servirla en la comida del día siguiente.  
  • Una vez enfriada y desmoldada, podemos separar la parte negra de 6/12 galletas oreo, las picamos bien y espolvoreamos por encima. De esta manera dará la sensación de que tenemos delante una galleta oreo gigante. 

Subir