Saltar al contenido

Brownie

Uno de los aportes culinarios más importantes de los Estados Unidos es sin duda este tipo de bizcocho sin levadura llamado brownie.

Tipos y Recetas de Brownie

Con estas recetas podrás hacer tus brownies favoritos. En ellas explicamos como hacerlos paso a paso.

¿Cómo hacer el brownie perfecto?

En realidad, la elaboración de un brownie es muy sencilla, pero hay una serie de cosas a tener en cuenta para conseguir que salga perfecto. Son las siguientes:

  • En el momento de fundir el cacao, hacerlo siempre al baño María para mantener la humedad y el sabor de los ingredientes. Quizá sea una técnica un poco más lenta, pero mucho más segura y con la que controlaremos mejor. Es muy importante en este paso y antes de mezclarlo con los demás ingredientes, dejarlo enfriar. El momento perfecto para mezclar es cuando apenas notemos calor en el chocolate pero todavía tenga su textura fundida.
  • Por cierto, para ganar en sabor, es conveniente usar un buen chocolate negro, a ser posible negro y con un mínimo de cacao de entre el 70% y el 80%. Muy importante
  • En general, la elección de los ingredientes es muy importante. Hay que intentar seleccionar los de mayor calidad posibles.
  • En el caso de que queramos añadir cacao en polvo, es conveniente hacerlo tamizándolo. Hay algunas recetas que incluyen el usar cacao en polvo, pero te aconsejamos que si decides hacerlo, lo hagas usando un tamizador.
  • Muy importante también usar el molde adecuado. Lo más aconsejable es usar uno rectangular o cuadrado y no muy profundo, pues el grosor del mismo puede afectar al resultado final. Hay que tener en cuenta que un brownie es un bizcocho delgado y ese es uno de los motivos por lo que tiene esa textura especial. Usar uno más grueso puede afectar al tiempo de horneado y a su textura final.
  • No hay que pasarse con los ingredientes extras. Un brownie podemos hacerlo con oreo, con almendras, con nueces, con nutella, con frutos secos…Pero aunque haya tantas opciones, lo ideal es no combinar más de dos en la misma receta. Lo importante de un brownie siempre es su masa principal y su textura. Añadir demasiados ingredientes le quita su originalidad.
  • Tampoco hay que pasarse con el horneado y es importante ir comprobando su estado para no servirlo crudo. A todo este te ayudará mucho el hecho de conocer muy bien el horno que tienes en casa. ¿Cuándo sacar el brownie del horno? Pues para saberlo, se pincha con un palito, y si sale con algo de miga pegada, es el momento de sacarlo ya que el calor por dentro es tal, que aun estando fuera se seguirá cociendo llegado al punto justo al que debe de estar.
  • Por supuesto hay que dejarlo enfriar en la nevera al menos una hora. Independientemente de que luego se pueda volver a calentar con un toque de calor para servirlo junto con helado, hay que dejarlo enfriar totalmente después de hornearlo. Muy importante este dato.
  • Y si somos pacientes y queremos disfrutar del un brownie perfecto, lo ideal es dejarlo reposar en el frigorífico un día entero aunque después le demos un toque de calor al servirlo. Cuanto más reposo al frío, muchísimo mejor.

Variedades de Brownie

Como decíamos, la receta es realmente sencilla, pero precisamente por eso, es un postre que tiene mucho margen para poder experimentar con cosas nuevas. Al fin y al cabo es un bizcocho, y con una base tan agradecida, son posibles un montón de variedades:

  • Se puede preparar un brownie de dos chocolates. Esta elaboración es, sencillamente, un brownie normal y en la capa superior realizamos con un frosting de queso: o bien mascarpone, o bien tipo Philadelphia. O sea, como los frosting que usamos para decorar cupcakes.
  • Otra forma de variar la receta clásica es la decoración final. Podemos echar azúcar glass en la parte superior, decorarlo con lacasitos, con oreo, con algún tipo de fruta confitada (como la naranja), con merengue, e incluso para rizar el rizo, se puede poner cacao en polvo en la parte superior.
  • Sabemos que la receta original tiene entre sus ingredientes las nueces. Pues bien, teniendo en cuenta eso, podemos variar el fruto seco a la hora de agregarlo a la mezcla antes de hornear. Podemos hacer nuestro brownie con otro tipo de nueces, con almendras, frutos rojos
  • Otra variación es el tipo de chocolate que podemos usar. Evidentemente el más normal y común para su elaboración es el chocolate negro (con un mínimo de cacao del 70%, si es más, mejor), pero podemos hacerlo con otros chocolates. Podríamos usar el chocolate blanco, aunque no en su totalidad, sino mezclado con el negro puro.
  • Y puestos a usar la imaginación, podemos jugar con las cremas. Una vez que tengamos hecha la masa principal en el molde, podemos agregar sobre ella cualquier otra, como por ejemplo una deliciosa capa de manteca de cacauete, crema de limón o Lemon Curd
  • Y el colmo es mezcla de varias recetas para crear híbridos. ¿Qué es lo que quiero decir? Pues que podemos hacer perfectamente una mezcla entre una tarta de queso y un brownie, por ejemplo. Sí, como lo oyes. Y si no lo crees, echa un vistazo a nuestras recetas…

Como veis, el brownie es un folio en blanco (o más bien en negro, jeje) para hacer un montón de combinaciones y variaciones.

¿Como saber cuando esta listo?

Lo hemos comentado anteriormente de pasada, pero este punto es lo suficientemente importante como para dedicarle una explicación más extensa. El punto de un brownie es muy importante ya que, aparte de su sabor, lo más característico de este postre es su textura. Hay que recordar que un brownie no es sino un tipo concreto de bizcocho que no tiene levadura, por tanto no va a subir cuando lo estemos haciendo y eso hace que tengamos que estar atentos para sacarlo en un punto.

Si lo preparamos al horno, un brownie clásico necesita de al menos 20 minutos para hacerse dependiendo del tipo de horno que tengamos y habiéndolo precalentado previamente durante unos 10 minutos a 180 grados por arriba y por abajo. Lo ideal es ir comprobando su estado a partir de los 20 minutos de horneado. Con un palillo iremos pinchándolo y lo que buscamos es que salga ligeramente manchado de chocolate junto con migas de bizcocho. Ese es el momento en el que esta listo para sacar. En realidad le falta un poco, pero cuando lo saquemos del horno, tendrá tanto calor acumulado que se terminará de cocer por dentro llegando el solo al punto perfecto. Por supuesto, hay que dejar enfriar totalmente, y si lo dejamos reposar un día entero en el frigorífico protegido con papel film, conseguiremos que esté perfecto.

¿Como desmoldar el Brownie?

El sacar un brownie del molde puede ser un engorro si no se hace de la manera correcta. Hay unas cuantas cosas que tenemos que tener en cuenta si queremos no tener ningún problema a la hora de sacar nuestra elaboración del molde que hemos usado para hornear. Consejos:

  • Usar un molde desmontable. Puede sernos de gran ayuda ya que nos ahorra el tener que sacar nuestro bizcocho del molde, ya que lo que hacemos es quitar el molde del bizcocho. Buena idea, ¿verdad?
  • Pon en la base de tu bandeja papel de hornear. Si elegimos un buen molde desmontable la tarea se simplifica, pero si en el fondo de nuestro molde y antes de verter la masa, colocamos un trozo de papel de hornear, conseguiremos que no se pegue a la bandeja. Así será mucho más fácil ir cortando y sacando trozos a la hora de servirlo.
  • Si por cualquier cosa nos quedamos sin papel de hornear, una buena alternativa para evitar que se nos pegue nuestro brownie es untar nuestra bandeja con un poco de aceite. Echamos unas gotas y con una servilleta la extendemos. La misma función la conseguiremos si con lo que untamos nuestra bandeja es con un poco de mantequilla.

¿Cómo servir el brownie?

Una de las características más importantes es su forma de ser servido. En contraposición al bizcocho normal, el brownie es servido normalmente caliente y puede ir acompañado de helado de vainilla. Eso si, antes de darle un toque de calor antes de servirlo, conviene que haya estado reposando un buen rato en la nevera. Mínimo un par de horas, pero si es un día entero, mucho mejor.

Este juego de temperaturas frío/calor es todo un clásico a la hora de servirlo. Evidentemente se puede servir sin combinarlo con helado, pero es habitual verlo servido de este modo. También es servido con helado de nata, de turrón…

Hay quien hecha chocolate fundido sobre el helado para que este se enfríe sobre dicho helado, creando una capa de chocolate solidificado muy bonita y que se puede comer perfectamente. Esta es la manera más clásica de servirlo, pero como hemos dicho anteriormente, se pueden añadir muchas cosas en la parte superior: lacasitos, fruta confitada, oreo, cacao en polvo…

bizcocho de chocolate con helado de vainilla y canela

¿Dónde guardar el brownie?

Nos podemos encontrar en el caso de que preparemos un brownie para varias personas y nos sobre. En ese caso nos puede surgir la duda de donde guardarlo para comérnoslo más adelante sin temor a que se estropeé. Pues la mejor forma de conservarlo para que mantenga su sabor es envolviéndolo en papel film. Una vez lo tengamos envuelto tenemos dos opciones:

  • O bien lo congelamos, que pueden aguantar hasta 6 meses perfectamente una vez descongelados con su sabor y textura
  • O, si tenemos intención de consumirlos en un breve espacio de tiempo, conservarlos también en papel film fuera de la nevera. De este modo, seguirán estando perfectos hasta cuatro o cinco días.

Brownie para Celíacos

El brownie es un postre muy popular pero que entre sus ingredientes principales se encuentra la harina. La más habitual, como sabemos, es la harina de trigo. Por tanto y para poder elaborar un brownie que sea apto para celíacos, tenemos que cambiar ciertos ingredientes que contengan gluten. En este caso, deberíamos cambiar el tipo de harina que usamos para elaboración. Podemos usar una de estos tipos de harina:

  • Harina de Maíz
  • De de Arroz
  • De Garbanzo
  • Harina de Alforfón
  • Harina de Teff
harina de arroz para brownie sin gluten

Todas estas harinas son perfectas para sustituir a la de trigo y hacer un brownie perfecto.

Otro ingrediente que también podemos adquirir sin gluten es el chocolate para fundir. Hoy en día podemos encontrar en cualquier tienda chocolate para fundir cuyo consumo es apto para celíacos y que podremos también usar en nuestra elaboración.

chocolate sin gluten para fundir

Aun podemos disminuir la cantidad de gluten de nuestro brownie usando mantequilla sin gluten y por tanto apta para celíacos.

mantequilla sin gluten para brownie

Y si queremos todavía hacerlo con menos cantidad de gluten, es interesante saber que hay cacao en polvo que también es apto para el consumo de los que sufren celiaquía.

Así que ya veís, no hay excusas para no disfrutar de un buen brownie.

Brownie para diabéticos

La tendencia a tener altos niveles de glucosa en sangre no debe de ser un problema para poder degustar un buen brownie. Por supuesto que hay alternativas para elaborarlo y que sea totalmente apto para aquellas personas que sufren de esta enfermedad. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que hay que usar productos muy bajos en azúcares, pero la elaboración principal es similar a la de cualquier otro brownie. Estas son las recomendaciones para conseguir crear un bizcocho de chocolate con unos niveles de glucosa realmente bajos:

  • Usar harina sin preparar. Teniendo en cuenta que el brownie es un tipo de bizcocho que no necesita levantarse y que por tanto no necesita levadura, no es necesario usar harina preparada.
  • Debemos usar chocolate negro sin azúcar. Fundamental para este caso es que uno de los ingredientes principales y más abundantes sea sin azúcar.
  • Evidentemente, en vez de usar azúcar normal, deberemos usar edulcorante en polvo en nuestra mezcla.

Usando estos tres ingredientes sin azúcar, podemos elaborar un brownie que puede ser disfrutado perfectamente por cualquier persona con problemas de diabetes, ya que la cantidad de azúcar que queda tras usarlos es muy muy pequeña.

Brownie a la Taza

Esta es una elaboración muy curiosa del brownie. Generalmente lo vamos a preparar vertiendo su mezcla en un molde para posteriormente hornearlo, de tal manera que nos saldrá una cantidad generosa de porciones para varios comensales. La cuestión es, ¿y si solo queremos prepararlo en cantidades individuales? Pues la mejor manera es hacerlo a la taza.

brownie a la taza

La forma de elaborarlo es muy sencilla. La unidad de medida principal para las cantidades son cucharas soperas para echar en una taza los ingredientes que generalmente vamos a usar para un brownie de tamaño normal, pero con alguna variación. Serían los siguientes y en estas cantidades:

  • 3 cucharadas soperas de azúcar moreno
  • 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas soperas de leche
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de cacao en polvo

Para prepararlo vamos a echar y a batir el huevo en una taza de tamaño mediano/grande. Bien batido todo, vamos a añadir las tres cucharadas soperas de aceite de girasol. Una vez mezclado, añadimos las cucharadas de leche, las tres de azúcar moreno, las tres de cacao en polvo y lo removemos todo muy bien. Cuando tengamos esta mezcla bien uniforme, vamos a ir echando una a una las tres cucharadas de harina: echamos una, removemos bien, echamos la siguiente, removemos, seguimos con la tercera y terminamos de mezclar hasta conseguir una masa uniforme.

Ahora es el momento de meterlo en el microondas durante tres minutos a máxima potencia y lo dejamos reposar hasta que se enfríe totalmente.

Y listo, ya tenemos un brownie individual y servido de una manera distinta. Se puede añadir helado de vainilla como otro brownie cualquiera.

Brownie sin Horno

¿Se puede elaborar un brownie sin necesidad de horno? Pues si, se puede hacer.

Hay varias alternativas al uso normal del horno que para algunos son casi mejores ya que, al parecer, haciéndolo así sale más esponjoso. La más habitual es el microondas. El truco para hacerlo en el microondas es el tiempo que va a necesitar para hacerse. No es como cuando lo hacemos en el horno, el microondas lo hace mucho más rápido y es importante saber cuando esta hecho.

Aproximadamente y para un brownie en un molde de tamaño normal del que saldrán raciones para 4 ó 6 personas, se necesita un mínimo de 6 minutos a máxima potencia. A partir de ese momento, es importante comprobar el estado en el que está para que no se nos queme. Como ya sabemos, la manera de saber cuando esta hecho es introduciendo un palillo y ver como sale: si sale con miga y ligeramente manchado, está listo.

Brownie para varias personas.

La cantidad de ingredientes necesarios para hacer un brownie dependiendo de la cantidad de comensales. Nosotros, en nuestra receta, ponemos las cantidades necesarias para entre 8 y 10 personas. Las cantidades que nosotros usamos son las siguientes:

Brownie para entre 8 y 10 personas.

  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de chocolate negro al 70% de cacao, mínimo
  • 4 huevos grandes
  • 100 gramos de azúcar blanca
  • media cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 80 gramos de harina
  • Nueces peladas al gusto

Como decimos, con estas cantidades sale un brownie para entre 8 y 10 comensales. O sea, un trozo para cada uno con la opción a repetir.

Si queremos hacer un brownie más pequeño, lo más indicado sería rebajar entre un 10% y un 20% las cantidades. Si queremos preparar un brownie para 4 personas las cantidades serian las siguientes:

Brownie para 4 personas.

  • 50 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de chocolate negro al 70% de cacao, mínimo
  • 2 huevos grandes
  • 50 gramos de azúcar blanca
  • media cucharadita pequeña de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 40 gramos de harina
  • Nueces peladas al gusto

Más o menos esas cantidades son las necesarias para cuatro personas. O sea, justo la mitad de las cantidades iniciales.

Si lo que necesitamos es hacerlo para más personas, habrá que ir multiplicando en función de los que sean partiendo de las cantidades iniciales que hemos puesto de ejemplo para 8 personas. Un ejemplo de cantidades para un brownie para 20 personas:

Brownie para 20 personas

  • 200 gramos de mantequilla
  • 400 gramos de chocolate negro al 70% de cacao, mínimo
  • 8 huevos grandes
  • 200 gramos de azúcar blanca
  • una cucharada mediana de bicarbonato.
  • 1 cucharada mediana de esencia de vainilla
  • 160 gramos de harina
  • Nueces peladas al gusto

Evidentemente, otra cosa que varía en función de la cantidad que vayamos a preparar, es el molde o recipiente donde vayamos a hornearlo. Un brownie. Aquí os dejamos unos moldes de distintos tamaños para que seleccioneís el que más os convenga dependiendo del tamaño de vuestro bizcocho.

Historia del Brownie

Este famoso postre fue creado en EEUU y según se cuenta es el resultado de un error a la hora de elaborar un bizcocho. No se sabe exactamente quién inventó el brownie, pero se sabe que cierto repostero olvidó echar la levadura a un bizcocho de chocolate, otras versiones hablan de que lo que olvidó echar fue harina y otras teorías cuentan que lo que hizo fue echar chocolate derretido a la masa de unas galletas. Sea como fuere parece ser que los primeros brownies no llevaban nada de chocolate, sino melaza.

No fue hasta finales del siglo XIX, con la invención de las primeras barras de chocolate, cuando empezó a popularizarse el hacerlo con chocolate. La primera receta de la que se tiene constancia y ya muy similar a la de hoy en día, apareció en 1904 en Service Club Cook Book de Chicago, una publicación de recetas en la que en la sección dulces aparecía lo que llamaron como Bangor Brownie.

También en 1904, en la Eleanor P. Quimby’s Home Cookery, se añade una cucharadita de sal y una cucharadita de vainilla.

No fue hasta 1906, cuando esta receta se publicó en la Fannie Farmer del Boston Cooking-School Cook Book, cuando se extiende esta receta de una forma más general y empieza a ser realmente conocida.

Pequeñas variaciones posteriores a 1.906, como por ejemplo añadir más cantidad de azucar, chocolate y huevos, configuran lo que hoy conocemos como brownie.

En la actualidad existen multitud de variaciones de este postre. Hoy en día se le añaden frutos secos diferentes a las nueces, con otros tipos distintos de chocolate (con leche o blanco), se le añade una capa de frosting en la parte superior como explicamos en una de nuestras recetas…En fin, hay multitud de variaciones pero lo que todavía tiene que llevar para considerarlo un brownie es chocolate, azúcar, harina y nada de levadura.

Información Nutricional

El brownie, como cualquier otro postre dulce, cuenta con una cantidad importante de calorías. Siempre hay que tener presente que este tipo de alimentos son para un consumo totalmente ocasional y que no deben ser tomados de forma diaria y constante, pues no son lo mejores para mantener la figura. En cualquier caso, no está demás tener esta información

información nutricional brownie
BROWNIE

Un trocito de brownie de unos 5cm cuadrados tiene las siguientes características:

Energía129Kcal
Grasas 4.68 gr
Saturadas0.92 gr
Poliinsaturadas1.65 gr
Monoinsaturadas1.78 gr
Carbohidratos21.26 gr
Azúcar 12.5 gr
Fibra0.7 gr
Proteína1.62 gr
Sodio 50 mg
Colesterol 12 mg
Potasio 61 mg

Esta claro que esto son los datos del brownie en sí, en el caso de que lo sirvamos con algo de helado, pues lógicamente habrá que añadir unas cuantas calorías más. Pero lo dicho, todos los alimentos de los que hablamos en esta web son para tomar de forma esporádica.

Subir