Saltar al contenido

Crepes

crepes dulces

Pocas recetas hay más absolutamente sencillas, tan sabrosas y que pueden dar tanto juego como los Crepes. Desde luego aquí vamos a hablar y a tratar su lado dulce, pero son tan versátiles que se pueden hacer montones de platos salados con esta masa compuesta de harina, huevos y leche. Y esos son los tres ingredientes fundamentales con los que preparar estas tortitas finísimas y que tantas posibilidades nos ofrecen.

Recetas de Crepes

Variedades de Crepes

Hay que tener en cuenta una cuestión muy importante a la hora de hablar de este plato. Un crepe no es más que una tortita sobre la que poder integrar cualquier cosa. Es evidente que teniendo en cuenta la temática de nuestra web, vamos a centrarnos en el uso dulce de estas tortitas. Una vez que las tengamos hechas, se pueden rellenar de cualquier cosa solo con plegarlas o enrollarlas. Hay cantidad de añadidos dulces que podemos agrear a nuestras tortitas para hacerlas más deliciosas de lo que ya son por si solas. Un crepe puede ser de:

  • Sirope de chocolate
  • Nutella
  • Dulce de leche
  • Cualquier tipo de mermelada

Eso desde el punto de vista de lo dulce, pero un crepe podemos rellenarlo de lo que queramos, incluso de verduras, carne, frutas…Cualquier cosa se puede colocar en un crepe y pueden llegar a hacerse platos realmente elaborados teniendo al crepe de referencia.

Esto es desde el punto de vista del relleno, es decir, de lo que podemos poner dentro del crepe, pero en la elaboración del propio crepe podemos añadir cualquier otro ingredientes para que la propia masa que conforma el crepe, tenga sabor. Aquí tienes un ejemplo de masa de crepe con chocolate. Esto lo conseguiremos añadiendo chocolate a la masa que elaboramos para hacer el crepe.

crepe chocolate con nata

Esto es una gran ventaja, ya que podemos añadir cualquier pasta de sabores que nos guste en el momento del batido de los tres ingredientes con los que se crean los crepes (harina, huevos y leche) que junto con lo que podemos en su interior (Nutella, dulce de leche, mermelada…), conseguimos combinaciones de sabor muy interesantes.

¿Qué harina se usa para hacer crepes?

La harina es un elemento fundamental para este postre. La más usada para realizar los crepes es la de trigo. Suele ser la más habitual, pero no es la única que se puede usar.

Tienes que tener en cuenta que los crepes son un plato muy simple y sencillo de hacer, así que cualquier harina puede ser válida para hacerlos. Eso sí, si quieres evitar el gluten tienes otras alternativas, como por ejemplo la harina de arroz. Para los celíacos es una opción genial ya que mantiene la textura y la consistencia que tiene que tener un crepe y a la vez mantiene el sabor. Similar a la harina de arroz tenemos la harina de maiz. Esta harina tampoco tiene gluten, así que es perfecta para los celíacos.

Otras harinas muy interesantes por ser algo más saludables que la de trigo, es la harina de avena. Puedes hacerla si quieres en casa, simplemente vierte en una trituradora la cantidad de copos de avena que quieras y tritura durante un minutos. Ahora destapa la trituradora, dale unas vueltas a la avena y vuelve a triturar durante otro minuto más. Luego, saca la avena triturada y tamízala sobre un bol. Listo, ya tienes tu harina de avena para tus crepes. Ahora puedes seguir la receta normal.

También puedes hacer harina con avellanas, usando el mismo procedimiento que con la avena.

Si todavía necesitas más tipos de harina para tus crepes, otra harina interesante con la que hacerlos es con harina integral. Sin duda muy sana y más saludable que la de trigo. Nos cambiará un poco ese color dorado que tienen los crepes hechos con la harina de trigo, pero están igual de buenos.

Todas estas harinas las podemos usar para elaborarlos siguiendo los pasos de nuestra receta de crepes caseros. Tan sólo tienes que sustituir la harina que se emplea en dicha receta por la que tu prefieras en las cantidades que se indican. Fácil.

¿Cómo hacer para que no se peguen los crepes?

La elaboración de los crepes no es complicada, pero puede suceder que nos encontremos con el problema que durante su elaboración, se nos peguen a la sartén donde los estamos haciendo. Para evitar este problema, lo que vamos a hacer es echar unas gotitas de aceite sobre la sartén y la vamos a extender con una servilleta para crear una capa que evite que el crepe se pegue. También podemos conseguir el mismo efecto restregando un poco de mantequilla. Sobra decir que si usamos una sartén antiadherente, este problema lo tendremos en menos medida, pero nunca esta demás extender un poco de aceite o mantequilla. Además, cuando el aceite se caliente, va a favorecer la rapidez a la que se hace el crepe.

¿Cómo hacer la masa de crepes?

La parte más importante para hacer unos buenos crepes es sin duda la masa. Para hacerla, vamos a necesitar harina, mantequilla, huevos, azúcar al gusto, leche templada y una pizca de sal. Las cantidades varían en función de la cantidad de crepes que queramos hacer. Si quieres saber exactamente como hacer crepes paso a paso, AQUÍ tienes la receta completa y perfectamente detalla. Eso sí, esa receta es para la elaboración de los crepes más básicos, sin ningún tipo de sabor, pero es una elaboración que tienes que tener clara porque es la base fundamental para hacer cualquier modificación de sabor en tu masa.

Crepes para varias personas

Las cantidades para realizar crepes pueden variar, evidentemente, dependiendo de la cantidad de comensales. Así que es interesante saber lo que vamos a necesitar para preparar según que cantidades. Nosotros, en nuestra receta, hemos puestos las cantidades necesarias para unos 12 comensales. Pero claro, los comensales pueden variar, así que vamos a especificar las cantidades para más o menos.

Crepes para 12 personas

  • 100 gramos de harina
  • 20 gramos de mantequilla
  • 1 Huevo grande
  • 1 vaso de 250 ml de leche templada
  • Azúcar al gusto
  • Pizca de sal

Crepes para 6 personas

  • 50 gramos de harina
  • 10 gramos de mantequilla
  • 1 Huevo
  • 1 vaso de 125 ml de leche templada
  • Azúcar al gusto
  • Pizca de sal

Crepes para 8 personas

  • 70 gramos de harina
  • 12 gramos de mantequilla
  • 1 Huevo
  • 1 vaso de 150 ml de leche templada
  • Azúcar al gusto
  • Pizca de sal

Crepes para 4 personas

  • 35 gramos de harina
  • 6 gramos de mantequilla
  • 1 Huevo pequeño
  • 1 vaso de 75 ml de leche templada
  • Azúcar al gusto
  • Pizca de sal

¿Cómo hacer Crepes de Avena?

La avena es una magnífica opción para preparar unos crepes más sanos que los normales, que suelen hacerse con harina de trigo más refinada que la avena. Podemos comprar la harina de avena ya hecha o bien podemos hacerla nosotros mismos. Para ello necesitaremos triturar los copos de avena necesarios para sacar la cantidad necesaria para hacer los crepes que necesitemos.

La manera correcta de triturar la avena para conseguir su harina, es triturando los copos en varias veces. Picaremos una primera vez entre 30 segundos y 1 minuto aproximadamente, dependiendo de la cantidad de copos de avena que echamos a la picadora. Cuando haya acabado la primera ronda, abriremos y daremos unas vueltas a los copos triturados, volvemos a cerrar y otra ronda de picado. Cuando lo hayamos hecho al menos tres veces, tendremos lista nuestra harina de avena.

Ahora, tan solo tendremos que seguir la receta para preparar crepes tal y como aparece en esta misma sección.

Herramientas para Crepes: Creperas

A lo largo de este artículo e incluso en las recetas que están adjuntas comentamos que la elaboración de crepes se hace en un sartén. Y si, es cierto, donde generalmente suelen hacerse los crepes es en sartén. Y aunque con esa mecánica pueden hacerse perfectamente, podemos facilitar las cosas usando CREPERAS, que son electrodomésticos que nos ayudan a hacer crepes incluso más sencillamente que una sartén. Estos cuentan con una resistencia unida a una superficie antiadherente que evita que el crepe se pegue. Vertemos un poquito de nuestra masa sobre la superficie y vamos extendiendo con un rodillo para crepes que ayuda a extenderlo uniformemente que suelen incluir.

Historia de los Crepes

Casi todas las teorías que hablan sobre donde fue su creación hablan de Francia. Ya en la edad media, en la zona de Bretaña, los campesinos los preparaban teniendo en cuenta que es un plato realmente sencillo de hacer. Desde entonces, es una tradición en Francia, hasta tal punto que los crepes tiene su día: el 2 de febrero, día de la Candelaria, en Francia es tradición preparar y comer crepes.

Uno de los tipos de crepes más famosos son los Suzette. Al parecer, y como en otros casos, y esta variación de los crepes clásicos, fueron una creación fruto de un error, o más bien de un pequeño accidente culinario. Según cuenta la historia, el Príncipe de Gales solía pasar sus vacaciones en la costa azul francesa y el maitre estaba preparando crepes para el postre. En un momento dado y por un descuido, derramó el licor de mandarina sobre ellos. Asustado, pero con curiosidad, probó el resultado y al comprobar que tenían buen sabor, las sirvió dobladas fingiendo ser una nueva creación. Fue un rotundo éxito, y aunque el maitre quiso bautizarlos como Crepes Princess, el príncipe tomó la decisión de que se llamaran como la hija de uno de los comensales que lo acompañaban en esa ocasión, llamada Suzette.

Subir